Libro en proceso de edición y posterior distribución

Quaderns d’Estudi, núm 31.

ESTE PROYECTO SE EDITARÁ GRACIAS A UN MECENAZGO EXTRAORDINARIO RECIBIDO POR EL CEL’H QUE GARANTIZA LA PUBLICACIÓN DE UN NÚMERO LIMITADO DE EJEMPLARES. LA APORTACIÓN DE LOS MECENAS, EN ESTE PROYECTO, VA DIRIGIDO A POSIBILITAR LA EDICIÓN DE MÁS DE 250 EJEMPLARES. LA EDICIÓN SE CERRARÁ CUANDO FINALICE EL DIA 49. LA DISTRIBUCIÓN SE INICIARÁ A PARTIR DEL DIA 50.

Tienen en la plataforma mecenix el número 31 de Cuadernos de Estudio. En este caso se trata de un número misceláneo en el que damos salida a un conjunto de investigaciones recientes.
Son cuatro los artículos que conforman este volumen, que finaliza con la sección fija sobre Memorias de Maestros. Dos de los artículos, a los que nos referiremos en primer lugar, son comunicaciones que se presentaron en las Jornadas de Historia del Hospitalet celebradas en 2015 y que, por cuestiones de largo y de espacio, no se pudieron meter en el número monográfico 30, que el Centro de Estudios editó con el conjunto de comunicaciones de aquellas jornadas. La comunicación de Jordi L. de la Pinta, arqueólogo e investigador, presenta un trabajo que rescata y cataloga una parte del patrimonio urbano menudo olvidado por los habitantes de la ciudad. Un aspecto del patrimonio ornamental del Hospitalet: los relojes solares documenta estos instrumentos que en épocas preindustriales y en sociedades con una base económica rural servían para medir el tiempo y las horas. Hoy se conservan especialmente en algunas de las masías que han sobrevivido al crecimiento urbano tan intenso de la ciudad en el siglo XX. La otra comunicación corresponde a la que presentaron Joaquín Ruiz García y Cristina López Villanueva con el título: Emigración murciana en Collblanc-Torrassa a 1924: la génesis de un barrio. Una de las primeras llegadas masivas de población en Cataluña tuvo su origen en el sureste peninsular y encontró un lugar para vivir en Hospitalet, muy especialmente en estos barrios. El estudio analiza con detalle la composición de los hogares y las redes de los migrantes pioneros que, procedentes de la localidad murciana de Mazarrón, se asentaron en Hospitalet. Es un estudio sobre este fenómeno, la migración, que se suma a la abundante literatura generada por una ciudad que ha fundamentado gran parte de su crecimiento en la época contemporánea en base a la recepción de población, antes desde el resto de España ahora desde otros países.
El tercer artículo, De cuando los libros eran la clave. Librerías de Hospitalet en los años 70, muestra la heroicidad que suponía en aquellos años la creación de estos negocios en un Hospitalet marcado por el estigma de ser afueras y periferia de la gran ciudad. La cultura, y los libros, debían llegar a una población que no tenía acceso a unas mínimas infraestructuras culturales. Por tanto, el libro, como herramienta de conocimiento y de emancipación, se tenía que poner al servicio del cambio político y social que se vivía en aquellos años. La Florida, la Cataluña y Los Pinos fueron las tres librerías que se abrieron en la ciudad entre los años 1975 y 1977, y de las que seguramente poca gente de la ciudad se acuerda. Carles Ferrer Sales, filólogo, bibliotecario y uno de los fundadores de la librería Perutxo, ha reconstruido la historia de estas tres librerías, su nacimiento, crecimiento y posterior desaparición.
También en el marco de esta voluntad de recuperar parches de la memoria histórica de la ciudad se ha de situar la contribución de Natalia Piernas Gallego, La mayor industria de gafas en España era en L’Hospitalet: Historia de la INDO (1943 -2007). Una contribución que nace a partir de una primera exposición exclusivamente fotográfica, inaugurada en el Centro Cultural de Santa Eulalia, el barrio donde se ubicaba la fábrica; posteriormente, la exposición se amplió para inaugurarse en el centro de exposiciones de la Tecla Sala a finales de 2015, La INDO del Hospitalet: memoria gráfica de una empresa. Como indica la autora no es una empresa de los sectores tradicionales de la ciudad (textil, metalúrgico o materiales de la construcción) ni tiene la antigüedad de muchas de las empresas más emblemáticas de estos sectores. Sin embargo, tuvo una gran importancia en la modernización del tejido productivo de la ciudad, dado que se trataba de un sector caracterizado por la tecnología y una fuerte competitividad internacional.
Cerramos este Cuaderno, como hacemos habitualmente en los últimos números, con la sección Memorias de Maestros. En este caso se trata de los recuerdos del Eugenia Vázquez Moreno, una maestra que pasó gran parte de su vida profesional en la ciudad. Desde el año 1978 al año 2010, primero fue profesora de historia y posteriormente de social en el instituto Mixto nº4, que en 1980 fue renombrado Mercè Rodoreda. Eugenia Vázquez participó en la creación y consolidación de los nuevos centros educativos que se abrían en la ciudad como consecuencia del fuerte crecimiento demográfico que había tenido y que tenía en aquella décadas de los años 1970 y 1980.

(De la Presentación)